SESIÓN 2. Recursos libres, licencias y seguridad

Derechos de autor y licencias en la Red

En cualquier publicación en la red, si no se especifica lo contrario, los contenidos tienen copyright, por lo que no pueden ser reutilizados sin el permiso explícito del autor. En ciertos contextos, el autor puede que desee que sus contenidos sean utilizados/difundidos/remezclados/reutilizados por otros y para facilitarlo, acude a otra licencia distinta del copyright. Como profesor probablemente no esperes recibir derechos de autor por tus blogs, wikis o presentaciones, pero si quieras que se respete tu autoría cuando otra persona use tus ideas.





Las licencias Creative Commons aúnan la posiblidad de facilitar la reutilización de tus obras al mismo tiempo que te garantiza los derechos sobre ella que decidas.




¿Por qué compartir tu trabajo?

Porque las posibilidades creativas crecen exponencialmente cuando se reutiliza lo que otros hacen. Porque el conocimiento humano es una red con memoria que siempre suma. Newton, Einstein, Mozart, Chejov crearon a partir de las obras que previamente habían absorbido. Intenet da soporte a esta forma excusivamente humana de desarrollar el conocimiento individuo tras individo, generación tras generación.

En la siguiente presentación Pablo Garaizar habla sobre licencias, cultura Remix y multimedia en la Red.




Este es un ejemplo, con mensaje, de reutilización del arte anterior para crear más arte


Cuando en una web
no se especifica lo contrario, los contenidos están bajo copyright y no puedes usarlos sin una autorización explícita del autor. Si decides compartir tu trabajo deberás licenciarlo bajo Creative Commons. Para especificar que usas una licencia CC basta con que pongas el "sello" que se crea de forma fácil en la página http://creativecommons.org/license/?lang=es. Puedes componer una licencia a tu medida. A mí, me parece adecuada la By-SA (by, share alike), es decir, que se respete la autoría y que quien reutilice mi material lo haga bajo la misma licencia que yo utilicé.

El hecho de que cualquiera pueda utilizar el material que tu crees, beneficia la difusión de la cultura pero también a ti mismo, puesto que un contenido de calidad es un portafolio público de tu trabajo, que puede abrirte puertas a publicaciones y proyectos remunerados. En la sociedad de la información en la que vivimos, tu currículo es lo que aparece en Google al teclear tu nombre.

Aunque no sea fácil de entender, el colgar contenidos de calidad en la web para que otros los usen gratuitamente revierte económicamente en los autores. Sirvan como ejemplo a gran escala Paulo Coelho, ferviente usuario de la web 2.0 que colgó "El alquimista" en ruso en su web, dadas las bajas ventas que la novela había obtenido en ese país. Tras las descargas gratuítas llegaron las ventas millonarias (leer artículo completo). Gupos musicales como Radiohead, han decidido abandonar a los distribuidores y colgar su último trabajo en Internet, para que cada usuario pague lo que considere que vale el disco (leer artículo).

En una escala más cercana, podemos hablar de Hachemuda, un estupendo blog sobre Linux y software libre, contratado para escribir, a sueldo, en Genbeta, uno de los blogs de tecnología más importantes en España.

Ejemplos en las aulas

http://creativecommonsetwinning.wordpress.com/, proyecto etwinning en el que se explorar la posibilidades de la creatividad soportada por CC. Los alumnos toman conciencia del siginificado de los derechos de autor mientras trabajan su creatividad con recursos creative commons.

Para profundizar






¿Dudas?


Haz este sencillo test interactivo sobre derechos de autor, SGAE y compartición.