​​​
imagen de "Editor B" en Flickr
imagen de "Editor B" en Flickr


Vicenta llegó al instituto ese día con pocas ganas de trabajar. Era una profesora mayor con mucha experiencia y un poco cansada ya de la rutina escolar. Al abrir su clase los alumnos entraron en tropel, pero en lugar de dirigirse a sus mesas se arremolinaron frente a la de la profesora. Cuando consiguió apartarlos de allí vio, junto a las tizas y el parte de asistencia, un ordenador.

Frunció el ceño, pero tras mirar unos segundos la pantalla enorme y brillante sonrió, se acababa de reconciliar con el aparato. Pensó que sería un excelente atril para sujetar sus apuntes. En ese preciso instante, se fue la luz y Vicenta retrocedió mentalmente a sus inicios en la docencia, pero los gritos y voces de sus alumnos la trajeron de vuelta al siglo XXI, quizás debería pensar otra función para ese extraño aparato que pensaba usar como atril.

Sin más, pensó que debía enfrentarse a sus miedos y ceder al poder de la tecnología, después de todo, si podían los alumnos ¿por qué ella iba a ser menos? Lo primero sería identificar los diversos componentes del ordenador, el monitor brillante, el teclado que le recordaba a su vieja máquina de escribir, eso sí, sin teclas de cristal y esas dichosas palancas que no dejaban de engancharse. Por último el ratón, ya había oido hablar de él, pero ¿cómo se usaría?

Llegado a este punto se aproximaba el gran momento: pulsar el botón de "ON".

Pensó que su sentimiento ya lo habían tenido otros en algún momento.Poco a poco Vicenta fue aprendiendo el uso y el manejo del ordenador y así consiguió que sus clases fuesen más amenas y entretenidas, No solo para sus alumnos sino también para ella, Cada día se enganchaba más y más en el aprendizaje del ordenador, sintiendose feliz, cada vez que superaba un reto. Por sus parte su entusiasmo por los ordenadores lo contagio a sus alumnos, llegando estos a utilizarlo como una ayuda más en su aprendizaje.



Nuestra amiga empezó a buscar información sobre las nuevas tecnologías, preguntando incluso a sus amigos, nuevas formas de comunicarse
http://www.tu.tv/videos/nueva-tecnologia

Decidió experimentar un poco poniéndose manos a la obra.

Perdón se dijo, así, experimentando nuevos tipos de letra no hay quien me entienda, ni siquiera yo misma soy capaz de recordar que es lo que he escrito. Recuerdo haber tocado algo así como Symbol. Sí, es maravilloso, puedo cambiar y escribir como quiera. Pero esto tiene que servir para algo más.
Una vez más vio los vídeos sobre el uso de la tecnología y pensó....... Esto es demasiado actual. Sin embargo navegando y navegando descubrió que su infancia estaba allí, y eso la conmovió enormemente. Si mi infancia está aquí a buen seguro que podré enseñar a los chicos muchas cosas: la historia por ejemplo cuando habla de nuestro pasado, la física, la tecnología e incluso la matemática. Asombrada de su descubrimiento se puso a soñar con la que era una de sus canciones favoritas.............zzzzzzzzzzzzzz.zzzzzzzzzzzzzzzzzz.........zzzzzzzzzzzzzzzz

La realidad la sacó de su ensimismamiento. Mientras ella trasteaba en su atril interactivo y buceaba en el baúl de los recuerdos, Jefferson Daniel le había quitado el estuche a Jennifer quien, en venganza, le había lanzado su mochila sin mucha puntería y se había estrellado contra la cara de Stalin (que llevaba gafas, el pobre). Los llantos del daño colateral y la algarabía general le hicieron replantearse la utilidad del chisme ése. Lo apagó del tirón, nadie le había explicado lo de inicio-apagar, y mientras miraba cómo la pantalla volvía a su letargo original, se vio reflejada en ella y pensó: ¡he perdido un pendiente!
Risas y silbidos de admiración, así como piropos no muy elegantes hicieron que su cabeza girara rápidamente en dirección a los mismos. Había un corro de chiquillos al fondo del aula. Jonathan estaba en el medio y estaba siendo objeto de la admiración del resto por el precioso piercing que llevaba en la nariz. La profesora no daba crédito: ¡Era el pendiente que acababa de perder!

"¡NO PUEDO CREERLO! ¡JOOOOOOOOOONATHAN!", gritó con desesperación la profesora, acercándose al alumno. "¿QUÉ HAS HECHO CON MI PENDIENTE? ¿CÓMO TE LO HAS PUESTO EN LA NARIZ?", preguntó, enfurecida. "Haciendo un agujero. No duele. Sólo sangra un poco", respondió Jonathan, en plan chulesco, añadiendo, poco después: "Es la moda, profe. Mira en Internet. Pon Piercing nariz en google y entra en una página". Los críos y crías empezaron a animar a la profesora para que se acercara al ordenador. Era tal su fervor que casi levantaron sus 68 kg del suelo.
De esta guisa, elevada hacia otro mundo, como envuelta en una avalancha sónica que resultaba familiar, Vicenta empezó a preguntarse qué narices sería eso de gugel, gogel, guguen o lo q fuera...

-A ver, chavales, si me ayudais con el "gúguel" ese, podría rebajaros la tarea un poco... Tú, Manuel, el de las redacciones sin puntuación, tu me das media hora de "gúguel" y yo te quito los tres últimos negativos
-Hombre, profe, si me quita todos, a lo mejor
-No me vales, Manuel, a ver si tú, Pedro, el que piensa que en castellano no hay tildes como en inglés, te subo un punto en el próximo examen si me das una superclase de "gúguel"
-Eso está hecho, profe, con un 4 hago lo que sea
-Muy bien, quédate hoy a las 2:30
-¡Pero hoy no, que tengo un hambre porque me he dejado el bocata en casa!
-Es mi última oferta, sentenció Vicenta
Manuel apareció a las dos y media con cara de cansancio y rugiéndole las tripas, pero necesitaba ese cuatro y la tarea de enseñar qué era google a la profe no pensó que le llevara más de dos minutos. ¡Qué error!
Vicenta se sentó delante del ordenador y le indicó a Miguel que tomara asiento.
-¿Para qué? Mire profe, esto es muy fácil. Se hace clic en esta e y se abre esta ventana. ¿Ve? Aquí arriba pone www.google.es...
-¿Cómo? Vas muy deprisa. Empieza otra vez que tomo nota.
-Jo, profe, ¡que tengo hambre! Y mañana examen
- Pero si tú nunca estudias, anda. Venga. Repite.
. Se hace clic en la e o en este símbolo que es un zorro , el de Mozilla.
- ¿Mo..qué? ¿Qué has dicho? Puedes escribírlo por favor en este papel.

En ese preciso momento Manuel se dio cuenta de que ser profesor no era lo suyo y de que a lo mejor era mejor estudiar antes que explicarle algo a Vicenta.
La miró con cara de resignación, se sentó y lo volvió a intentar.

Y después de intentarlo varias veces, Manuel, que no veía la hora de comer o de estudiar..., tuvo una idea: si Vicenta se abriera una cuenta en Messenger, como él tenía, podrían comunicarse ¡desde casa!. Dijo, entonces, Manuel:
- ‘Vicenta, ¿y si nos olvidamos de Google y vamos mejor a Messenger? Mire, se abre una cuenta de correo de hotmail con eso va gratis el Messenger. Así, nos podemos comunicar a distancia, yo siempre estoy conectado. Me podrá preguntar las dudas cuando quiera y yo le contestaré de inmediato'.
- ‘¿Messenger? ¿A distanc…?’, contestó Vicenta, y sin dejarla terminar, Manuel, entusiasmado por la feliz idea, continuó: -‘¡Sí, además, no hace falta papel, ni lápiz, ni sobre, ni sello, ni cartero, es instantáneo y gratis, y puedes ver tus mensajes desde cualquier ordenador! ¿No es genial?'
De repente, un sudor frío le recorrió la espalda, las manos le temblaban, en su cabeza bailaban palabras extrañas que se hacían cada vez más grandes:
guguel, guguel, guguel,.... messenger, messenger,......... clic, clic, doble clic ..........

​Le estalló la cabeza y salieron todas, la rodeaban, le sonreían y ahora la acorralaban. El pánico se apoderó de ella y ya no supo dónde estaba. Cuando volvió en sí, sólo acertaba a decir "jubilación logse", "jubilación logse" ..............De repente una idea paso por su cabeza,¡ Zapatero nos va a jubilar a los 67¡ dos años mas aguantando esta presion,algo tengo que hacer.La solucion estaba clara, vamos a apagar los ordenadores y vamos a salir al campo.Esa idea se plasmo ese mismo fin de semana en la Pedriza dando un paseo que los llevo al pico mas alto de la sierra con el consiguiente gasto de energia.Al llegar a casa solo les apetecia ducharse, descansar y comer algo que les regenerase. Ya no podian pensar en una maquina y en la posibilidad de comunicarse con alguien mediante ella..........Esa felicidad duro lo que dura un chupachups en la puerta de un colegio .....pipipipipipi!!!! ¿y ese ruido?.La respuesta llego desde encima de la mesa.La maquina de marras, de nuevo llamando su atencion,estaban llegando miles y miles de mensajes de sus alumnos con propuestas para hacer un wiki sobre la actividad que acababan de realizar......
¡¡¡Buen trabajo!!!